Fernández Poncela: LAS EMOCIONES EN UNA JORNADA ELECTORAL



INTRODUCCIÓN

Este texto se basa en una revisión breve y general sobre las emociones desde algunos autores. Luego se realiza un acercamiento a la percepción y experiencia emocional de un grupo de personas durante el transcurso de la jornada electoral y sus emociones en el proceso de ir a votar y depositar el voto, así como el conocimiento de los resultados de la elección. Se trata de una aproximación cualitativa que intenta presentar y expresar el sentir de la gente en unos momentos políticos determinados, como es su ejercicio del sufragio, y en una elección concreta, como es la del 1 de julio de 2018, todo ello en la Ciudad de México.

Se toma en cuenta el ciclo de contacto desde la Gestalt con objeto de estructurar y analizar el proceso emocional que se superpone y concatena con el proceso electoral, de forma detallada y significativa, a la luz de la mirada de los estudios de las emociones. El trabajo es una aproximación al tema; se decidió darle forma descriptiva y reflexiva con objeto de ser lo más cercano a las expresiones recabadas, teniendo en cuenta que se trata de lo que la gente dice que siente.

En concreto, se parte del marco conceptual del continuum del proceso emocional (Muñoz, 2009) y del ciclo de contacto del enfoque gestáltico (Kepner, 2000). Respecto a la metodología, se toma la perspectiva fenomenológica que señala la descripción y comprensión a partir de las expresiones de las personas (Husserl, 1998), a lo cual se aplica el análisis de contenido cualitativo (Valles, 1997; Verd y Lozares, 2016) sobre las entrevistas realizadas.

El estudio de caso se focaliza en una entrevista realizada a 127 personas (Cuadro 1), 69 hombres y 58 mujeres, de entre 19 y 74 años, que relatan su experiencia emocional a su paso por las urnas, con objeto de develar diversas emociones y contrastar los sentires de la gente según ideologías políticas o, por lo menos, preferencias electorales declaradas. Para ello, se interrogó a personas de distinto signo político, 55 que dijeron haber votado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), 42 por Ricardo Anaya Cortés (RAC) y 30 por Juan Antonio Meade Kuribreña (JAMK).1 Por supuesto, y como se dijo, se trata de un acercamiento cualitativo, que en ocasiones se presenta con tendencias emocionales cuantitativas en cuadros que las ordenan y presentan in extenso, clara y detalladamente, toda vez que jerarquizan emociones y preferencias, esto para ilustrar las expresiones emocionales recabadas, aunque solo representan a quien se interrogó sobre el tema. Además, añadir que para este trabajo únicamente se entrevistó a personas que, en primer lugar, votaron, y en segundo lo hicieron por uno de los tres candidatos señalados, por lo que se dejó fuera a quienes anularon, no votaron o lo hicieron por Jaime Rodríguez Calderón.

Cuadro 1

Muestra entrevistas

Sexo Edad Candidatos Porcentaje
Hombres 5433% 19-35 54.33% AMLO 43.31
Mujeres 45.67% 36-53 30.71% RAC 33.07
54-78 14.96% JAMK 23.62
100% 100% 100

[i] Fuente: Elaboración propia, con base en entrevistas Elecciones y emociones poselectorales.2

Presentada la investigación en general y su metodología específica, y antes de pasar a los resultados de la misma, un breve acercamiento conceptual en materia de emociones.

DEFINICIONES SOBRE EMOCIONES

LeDoux (1999: 26) destaca cómo «los científicos no han podido ponerse de acuerdo al definir las emociones» y añade que todo mundo cree saber qué son hasta que se les pide su definición. En todo caso, añadimos aquí, cada quien emplea la teoría o teorías que más encaja con sus programas o marcos mentales, pues el cerebro busca, aprueba y repite lo conocido, como por otra parte hace con las emociones.

Con objeto de tomar una definición, elegimos a Scherer (2005), quien afirma que la emoción es un episodio de cambios en los sistemas orgánicos como respuesta a la evaluación de un estímulo interno o externo que se considera relevante. Por supuesto, reúne síntomas físicos corporales, así como la experiencia psicológica subjetiva, además de la tendencia a la acción. Considera que tiene componentes cognitivos de evaluación, neurofisiológicos, motivacionales en relación con la acción, expresión motora-expresiva que son expresiones faciales y vocales, y componentes de sentimiento subjetivo o experiencia emocional. Es una respuesta, en principio de carácter adaptativo, con cierta rapidez, intensidad y duración. Varios son los conceptos afines; aquí solo mencionaremos los sentimientos que, según Damasio (2006), son emociones que se nombran, concientizan y duran en el tiempo. Por lo que en el caso de los procesos político-emocionales se sienten emociones y muchas veces se convierten en sentimientos; no obstante, tanto en la literatura especializada como en el lenguaje coloquial del habla cotidiana se emplean dichos términos como equiparables o similares.

Otra definición es la de Calhoun y Solomon (1996), quienes señalan los diversos enfoques sobre las emociones, destacando los componentes de reacción fisiológica y de actividad cognoscitiva ligadas a creencias, con componentes internos y externos, además de su expresión en la conducta. Existen «cinco enfoques importantes del análisis de la emoción, que podríamos llamar de la sensación, fisiológico, conductual, evaluativo y cognoscitivo. Cada uno subraya un componente diferente de la emoción» (Calhoun y Solomon, 1996: 14). Añaden que hay dos formas de explicar las emociones: por su causa, al indagar qué la desató, y por su objeto intencional, en el sentido de que depende del punto de vista del sujeto. Eso sí, es importante no considerarse víctimas de ellas; más bien, como autores de las mismas, capaces de controlarlas y cambiar a voluntad si es necesario.

Chóliz (2005: 3), en su definición básica de emoción, habla de cómo se experimenta multidimensionalmente, y citando a Wundt señala «tres dimensiones: agrado-desagrado, tensión-relajación y excitación-calma». En fin, se trata de «una experiencia afectiva en cierta medida agradable o desagradable, que supone una cualidad fenomenológica característica y que comprende tres sistemas de respuesta: cognitivo-subjetivo, conductual-expresivo y fisiológico-adaptativo». Siguiendo a Plutchik y a Darwin, apunta la importancia de la función adaptativa y la conducta apropiada. Las funciones sociales derivan de la anterior en la interacción social con el favorecimiento de la conducta prosocial. Luego, están las funciones motivacionales. Y es que la emoción es movimiento «hacia el exterior», como remarca Filliozat (2007: 30),

[…] un impulso que nace en el interior de uno y habla al entorno, una sensación que nos dice quiénes somos y nos conecta con el mundo. Puede ser suscitada por un recuerdo, un pensamiento o un acontecimiento exterior. Nos informa sobre el mundo que nos rodea con mayor rapidez que el pensamiento hipotético-deductivo. Nos guía recordándonos lo que nos gusta y lo que detestamos (2007: 30).

Por supuesto, la vida emocional está íntimamente ligada a la relacional y tiene una funcionalidad, como ya se dijo. «Las emociones regulan el funcionamiento mental, organizando tanto el pensamiento como la acción» (Greenberg y Paivio, 2007: 30). Son

[…] las estructuras que guían nuestras vidas, especialmente nuestras relaciones con los demás. Las cogniciones surgen para resolver el problema sobre cómo alcanzar la meta establecida por la emoción que emerge de la necesidad de contacto, o el deseo de alcanzar el bienestar, o de la necesidad de establecer distancias (2007: 31).

Como se trata el tema de la política y las elecciones en el cual hay teorías sobre la razón o desde la misma, decir que sobre la tradicional oposición entre racional y emocional que viene de la diferencia mente-cuerpo, destacó Descartes (1997) hay que decir que «lo opuesto a lo emocional no es lo racional, sino más bien la incapacidad de sentirse afectado» (Camps, 2012). Además de que, como ya se sabe, razón y emoción funcionan conjuntamente a nivel cerebral (Damasio, 2006). En nuestros días, Camps (2012) remarca la importancia filosófica y moral, y el neurocientífico Damasio (2006) la fisiología cerebral, por dar una ilustración científica actual. Existiendo, además, el llamado «giro afectivo» en la investigación social, pues aunque las emociones siempre han estado presentes, no habían sido focalizadas y abordadas con tanta asiduidad e intensidad como en la presente época. Y lo mismo puede decirse del ámbito de la política donde se habla del cerebro emocional (Westen, 2007) y cada día se ahonda en la influencia emocional en las elecciones.

Finalmente, mencionar que hay varias clasificaciones de emociones; aquí elegimos las básicas: afecto, alegría, tristeza, enojo y miedo (Muñoz, 2009),3 de las cuales surgen todas las demás. A la hora de la revisión en estas páginas, se intentará señalar a qué emoción básica pertenecen las diversas expresiones recabadas en las entrevistas, mismas que a veces son emociones o sentimientos, y en ocasiones sensaciones ‒tales como el alivio, la ansiedad, el nerviosismo, la tensión, etc.‒, si bien dichas sensaciones tienen que ver con una emoción ‒afecto, miedo, etc.‒, por lo que se reunirán todos los vocablos expresados con objeto de aproximarlos a las emociones básicas, y con ello dar un sentido o dirección emocional específica.

EL CICLO DE CONTACTO SEGÚN LA GESTALT

Decir que para los fundadores de la Gestalt las emociones son la conciencia inmediata e integradora de la experiencia sentida en la relación organismo-entorno.

Es claro que las emociones no son impulsos confusos o rudimentarios, sino estructuras funcionales netamente diferenciadas […] Las emociones son los medios de lo cognitivo. Lejos de ser obstáculos para el pensamiento, son informaciones únicas sobre el estado del campo organismo/entorno y son irremplazables; son nuestra manera de hacernos conscientes de la pertinencia de nuestras preocupaciones: la manera en que el mundo se presenta ante nuestros ojos (Perls, Hefferline y Goodman, 2006: 234).

Aquí se analizan las elecciones y las emociones, en concreto en este apartado el proceso del voto, el cual incluye el momento de votar, llegar a la casilla electoral, depositar el sufragio en la urna, salir de la casilla, y finalmente el momento de conocer los resultados electorales la noche de ese día ‒que coincidieron con el cómputo oficial final posterior. Lo cual tiene lugar a través de la revisión de las entrevistas poselectorales que ya fueron presentadas y cuya finalidad perseguía la observación y descripción del proceso emocional en el ciclo de contacto a la hora y momento de votar, desde la propia voz y expresión de las y los electores.

Todo esto se aborda a partir del enfoque de lo que tiene que ver con el contacto humano y desde la mirada de la vivencia -interna- y experiencia -externa (Rogers, 2007), como toma de contacto desde la frontera organismo-entorno y en la interrelación, contextualizada y cocreadora (Robine, 2004), en el Ciclo de contacto (Kepner, 2000; Zinker, 2008), en ese intercambio yo-tú (Buber, 2008), y el entre (Haber, 2011), especialmente desde el enfoque de la Frontera de contacto (Robine, 2004). Aclarar, no obstante, que el Ciclo de contacto presupone la presencia de sensaciones y emociones en principio en el pre contacto con dominio de los fisiológicos, y sentimientos en la toma de contacto donde domina lo psicológico. Pero en el ejercicio que aquí se propone, el objetivo concreto es observar el proceso emocional de la acción del voto, y las sensaciones, emociones y sentimientos que surgen y evolucionan en todas las etapas del ciclo mismo que se superpone a los pasos del voto. Pre contacto es cuando se piensa-siente el momento de votar en general. Toma de contacto el llegar y entrar en la casilla. Contacto pleno al depositar la papeleta en la urna. Post contacto al salir de la casilla, y otro post contacto en este caso es el conocer los resultados de la elección al final del día. Por lo que se pregunta sobre las emociones de cada paso del ciclo de contacto y proceso electoral ‒del día y acción de votar‒ y el sentimiento y emoción no se quedan solo en una fase del mismo que supuestamente ilumina la necesidad y estimula la acción con objeto de satisfacerla, sino que permean todo el ciclo y toda la actividad llevada a cabo a la hora de sufragar.

PRE CONTACTO

Uno de los interrogantes de la entrevista, previo a la descripción emocional del proceso particular de votar y que se mostrará en detalle a continuación, es ¿Cuáles fueron sus propias emociones en el momento de votar?4 Se consideraba el momento de votar en general, para que cada quien lo concibiera de forma personal y subjetiva, y aquí lo consideramos también como un pre contacto, una suerte de estado de ánimo o sentimiento general el día de la elección.

Cuadro 2. ¿Cuáles fueron sus propias emociones en el momento de votar? (Votantes de AMLO)

Cuadro 2

¿Cuáles fueron sus propias emociones en el momento de votar? (Votantes de AMLO)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Esperanza/Entusiasmo 7 8 15 27.27
Alegría/Gusto/Felicidad/Emoción 6 4 10 18.18
Expectante/Incertidumbre/ Nervios/Duda/Inseguridad/ Desconcierto 5 4 9 16.36
Enojo/Hartazgo/Molestia/Venganza 0 5 5 9.09
Decisión 0 2 2 3.64
Seguridad/Confianza 1 1 2 3.64
Mi familia 1 0 1 1.82
Cambio 1 0 1 1.82
Normal 1 0 1 1.82
Valentía 1 0 1 1.82
Serenidad 1 0 1 1.82
Novedad 1 0 1 1.82
Orgullo 1 0 1 1.82
Cumplimiento 1 0 1 1.82
Tristeza 0 1 1 1.82
No contestó 3 0 3 5.45
Total 30 25 55 100

En el caso de AMLO (Cuadro 2), el binomio esperanza-entusiasmo ‒parte de la emoción básica de alegría‒ es el que sobresalió, seguido por la alegría-felicidad, y por la incertidumbre-nervios ‒emoción y sensación de miedo‒, y un grupo de vocablos en sentido similar. También hace acto de presencia el enojo-hartazgo, pero en menor porcentaje que las anteriores emociones expuestas; pese a que se habló del voto del enojo en esos días, al parecer no fue la emoción que prevaleció, pues el discurso se esmeró en abarcar la esperanza. Traemos a continuación algunas transcripciones que relatan los sentimientos de forma más amplia. Por ejemplo, quienes depositaron el sufragio por vez primera declararon su esperanza, siendo como se ha dicho la expresión más nombrada.

«Es la primera vez que voté para elegir a un presidente y me sentí orgulloso de poder participar en la decisión del rumbo que queremos que tome nuestro país» (joven, 19 años). «Esperanza, alegría y emoción al poder hacer valer mi voto por primera vez» (muchacha, 19 años). «Creo que en parte un poco de esperanza de que se tomarán en cuenta esas clases precarias, marginales y a las que no se les ha volteado a ver nunca» (chica, 23 años). Pero otras personas de otras edades también apuntaron a la esperanza. «Esperanza de contribuir en una causa común» (joven, 27 años). Otro joven, de 22 años, señaló la ambivalencia que sintió: «Mis emociones fueron entusiasmo, pero también incertidumbre». O incluso se describen las distintas emociones que se sintieron, como la mujer de 35 años que afirma: «Ganas de cambio, hartazgo, ilusión, enojo, emoción, sentimentalismo, fueron demasiadas que no puedo decirlo». O la de 55 años que añadió: «Nerviosismo por algo nuevo, enojo que traía por lo que está viviendo en el país», entre futuro y pasado debatiéndose emocionalmente hablando. «Nerviosismo, ya que no sabía por quién emitir mi voto, hasta el momento en que estaba en la urna», declaró un chico también de 22. Es posible considerar que la incertidumbre, miedo y nerviosismo se debieran a la emoción de votar según algunas respuestas explícitas en dicho sentido, o también la expectativa de conocer al ganador, o de incluso considerar la posibilidad de que no se respetara el voto. «Inseguridad, no sabía realmente que mi voto sería respetado» (mujer, 35 años). Además de la transcripción que expresa el llegar a la jornada electoral sin estar claro a quién votar. Incluso, hay quien considera que votó por las propuestas y también reconoce la presencia de las emociones: «Yo voté por propuestas y no emociones; sin embargo, tenía la emoción del cambio, esperanza» (joven de 25 años).

Para las y los votantes de RAC (Cuadro 3), las emociones más expresadas fueron incertidumbre y miedo, seguidas de esperanza, por un lado, y de seguridad ‒afecto‒, por otro. Nótese que en primer lugar aparece una emoción desagradable e insatisfactoria, en unas circunstancias en principio no de sobrevivencia.

Cuadro 3

¿Cuáles fueron sus propias emociones en el momento de votar? (Votantes de RAC)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Miedo/Preocupación/Nervios/ Angustia/Incertidumbre 5 3 8 19.05
Esperanza 2 5 7 16.67
Seguridad 5 1 6 14.29
Expectativa de mejora de vida/ Querer un mejor país 1 2 3 7.14
Decepción/Pesimismo 0 3 3 7.14
Coraje/Hartazgo 0 2 2 4.76
Confianza/Fe 2 0 2 4.76
Responsabilidad 2 0 2 4.76
Emoción 1 0 1 2.38
Admiración 1 0 1 2.38
Participación 0 1 1 2.38
Satisfacción 0 1 1 2.38
Tristeza 0 1 1 2.38
Estoicismo 0 1 1 2.38
Razonamiento 1 0 1 2.38
No contestó 0 2 2 4.76
Total 20 22 42 100

Las narraciones recabadas al respecto apuntan a que hubo cierta ambivalencia en el sentido de sentir miedo y seguridad a la vez; por ejemplo, el joven de 20 años que dijo «Seguridad y un poco de miedo». En el primer sentido, «La emoción que me regía era la seguridad y sí, también la esperanza de que quedara mi candidato» (joven, 26 años). En cuanto al segundo que se suma a incertidumbre y nervios un chico, afirmó: «Pues estaba emocionado, hasta nervioso», a lo que un hombre de 30 añade «la incertidumbre de no saber qué candidato era menos malo» ‒de nuevo la duda de por quién sufragar. Una mujer de 31 afirma «Incertidumbre al no saber qué pasará». En sentido similar, otra de 43 años afirma «Angustia, a la expectativa de la respuesta de la ciudadanía, y por otra parte, temor de la posible intervención del gobierno, ya sabes cómo operan a costa de mantenerse en el poder». Una joven de 22 dice «seguridad por lo que estaba por hacer». Una mujer de 59 afirma «pues yo me sentí esperanzada en que ganara mi candidato, pero pues no pasó».

El electorado de JAMK (Cuadro 4) describe sus emociones para el momento de votar como de confianza y convicción ‒emoción y actitud en el afecto‒, seguidas de alegría y felicidad, así como esperanza y entusiasmo, si bien también la incertidumbre y el miedo hacen su acto se presencia.

Cuadro 4

¿Cuáles fueron sus propias emociones en el momento de votar? (Votantes de JAMK)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Convicción/Seguridad/Confianza 6 1 7 23.33
Alegría/Felicidad/Emoción 3 2 5 16.67
Esperanza/Fe/Entusiasmo 4 0 4 13.33
Miedo/Tensión/Nervios/ Incertidumbre 1 3 4 13.33
Tranquilidad/Paz 1 1 2 6.67
Cumplimiento 2 0 2 6.67
Normal/Ninguna 0 2 2 6.67
Satisfacción 1 0 1 3.33
No contestó 1 2 3 10.00
Total 19 11 30 100

Respecto a los primeros, traemos la explicación de un chico de 19 años: «Convicción y deseo de continuidad del proyecto de nación más importante de los últimos tiempos». Otro joven de 19 también afirmó respecto a la novedad de votar: «Yo no soy mucho de emociones, pero supongo que alegría por votar por primera vez». Y otro joven también añadió al respecto: «Pues de esperanza, pero basado en propuestas» (26 años) ‒nótese que se pregunta qué sintieron y hay quien habla de propuestas, eso sí, sin desconocer las emociones. Un hombre de 39 continuó con la esperanza: «Emocionado y con la esperanza de que la gente eligiera bien». Eso sí, apareció el miedo y la incertidumbre, como la mujer de 53 que relató «Nerviosismo, desconfianza e incertidumbre».

Como se observa, las emociones combinan experiencias y vivencias, fundamentalmente, y hay predominio psicológico emocional (Zinker, 2008). Esperanza y entusiasmo en el resultado electoral y en el futuro del país, alegría y felicidad presente también por lo mismo, seguridad y confianza por el voto y sus consecuencias. En general, con tendencias agradables, energizantes y satisfactorias, excepto el miedo e incertidumbre que junto a tensión y nervios sería la emoción desagradable y dolorosa, física y mentalmente aparece en los votantes de todos los candidatos con mayor o menor presencia.

Los nervios, incertidumbre y miedo, desde la mirada de la Gestalt, es la excitación por el contacto ante la novedad, en este caso acudir a votar, en alguna ocasión por primera vez, y en todos los casos en un lugar y con gente desconocida, o poco conocida, o la sensación de realizar un acto importante o especial. Sin embargo, como se ha visto en la especificidad de los relatos fue por más cosas, como la inseguridad de por quién votar o la incertidumbre de quién ganaría.

Son, como decimos, sensaciones corporales y emociones físicas en su mayoría agradables, y en ocasiones desagradables, que preparan al cuerpo para la acción de contacto, porque sensación y proceso corporal emocional van de la mano (Kepner, 2000). Son también sentimientos cuando permanecen en el tiempo y se hacen más o menos conscientes al pensarlos y expresarlos.

Esperanza en todos los casos, más importante en AMLO, también alegría-felicidad en dos casos, AMLO y JAMK. Seguridad (RAC) y confianza (JAMK). Incertidumbre-miedo-nervios en los tres, con la salvedad de que esta emoción-sensación se presentó en primer lugar en los electores de RAC. Así aparecen descritas las emociones en el momento general de emitir el voto, según las personas entrevistadas sobre el tema.

TOMA DE CONTACTO

Otra instrucción en la entrevista fue Concrete por favor en una palabra las respuestas a las siguientes preguntas: ¿antes de votar cuando llegó a la casilla electoral, qué sintió?5

Aquí se inicia la toma de contacto propiamente dicha al llegar ya a la casilla asignada con objeto de realizar el acto de sufragar. In situ y muy próximos a votar, esto es, la primera toma de contacto y tiene lugar el despliegue de lo psicológico, sensaciones y sentimientos (Zinker, 2000).

La toma de contacto para este grupo de electores de AMLO (Cuadro 5) fue de alegría y felicidad para más de un tercio del grupo de población consultada, seguido por la incertidumbre, miedo y nervios; también hubo quien dijo nada y quien apuntó a la esperanza. Así se dividió entre emociones agradables y desagradables. En esta ocasión, por lo solicitado de atenerse a una palabra, casi no hubo relatos.

Cuadro 5

Concrete por favor en una palabra las respuestas a las siguientes preguntas: antes de votar cuando llegó a la casilla electoral, ¿qué sintió? (Votantes de AMLO)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Alegría/Felicidad/Júbilo/Emoción 13 7 20 36.36
Miedo/Nervios/Incertidumbre/ Duda 7 6 13 23.64
Nada 2 2 4 7.27
Esperanza/Entusiasmo 3 1 4 7.27
Seguridad/Confianza 3 0 3 5.45
Desesperación 1 1 2 3.64
Alivio/Tranquilidad 0 2 2 3.64
Hambre 1 0 1 1.82
Curiosidad 0 1 1 1.82
Molestia 0 1 1 1.82
Orgullo 0 1 1 1.82
Responsabilidad 0 1 1 1.82
Sorpresa 0 1 1 1.82
Decisión 0 1 1 1.82
Total 30 25 55 100

Eso sí, mencionar los nervios de la chica de 19 que aludió a «emoción y nervios porque era mi primera vez».

Y es que aunque la instrucción era en una palabra, a veces fue difícil no expresar más ante la necesidad de compartir la experiencia emocional solicitada de manera más amplia, lo cual indica el estado emocional y su intensidad.

Para quienes sufragaron por RAC (Cuadro 6), destaca en primer lugar la incertidumbre, el miedo y los nervios, todo ello con más de un tercio de las personas entrevistadas; le sigue la alegría, luego otras emociones también agradables. O sea, las mismas emociones para los votantes del candidato anterior y en similar porcentaje, pero en orden invertido.

Cuadro 6

Concrete por favor en una palabra las respuestas a las siguientes preguntas: Antes de votar cuando llegó a la casilla electoral, ¿qué sintió? (Votantes de RAC)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Miedo/Temor/Nervios/ Ansiedad/ Estrés/Inseguridad/ Incertidumbre 4 11 15 35.71
Emoción/Euforia/Alegría 4 5 9 21.43
Paz/Tranquilidad 1 2 3 7.14
Seguridad 3 0 3 7.14
Obligación/Responsabilidad 2 1 3 7.14
Entusiasmo 2 1 3 7.14
Impaciencia/Desesperación 2 0 2 4.76
México 1 0 1 2.38
Decepción 0 1 1 2.38
Decisión 0 1 1 2.38
No contestó 1 0 1 2.38
Total 20 22 42 100

Una chica de 20 años afirmó: «sentí mucha incertidumbre»; otra, de 22, confesó sentir «Estrés porque la fila era muy larga», y una mujer de 31 «Nervios, muchos nervios».

Cuando llegan a la casilla los votantes de JAMK (Cuadro 7) dicen sentir miedo y nervios en primer lugar con un cuarto de las y los entrevistados; en segundo, algunos felicidad y otros nada; también hubo otras personas que sintieron otras emociones agradables. Observar también el orden de emociones de quienes votan por RAC, y las mismas, pero también invertidas en número a las de quienes dijeron sufragar por AMLO.

Cuadro 7

Concrete por favor en una palabra las respuestas a las siguientes preguntas: antes de votar cuando llegó a la casilla electoral ¿qué sintió? (Votantes de JAMK)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Miedo/Inseguridad/Desconfianza/ Nervios/Preocupación 3 5 8 26.67
Nada 2 2 4 13.33
Emoción/Felicidad 3 1 4 13.33
Tranquilidad 2 0 2 6.67
Decisión 2 0 2 6.67
Entusiasmo/Esperanza 2 0 2 6.67
Cumplimiento 1 0 1 3.33
Orgullo 1 0 1 3.33
Responsabilidad 1 0 1 3.33
Seguridad 1 0 1 3.33
Satisfacción 0 1 1 3.33
Calor 0 1 1 3.33
No contestó/No sé 1 1 2 6.67
Total 19 11 30 100

Nerviosismo, incertidumbre y miedo, como sensaciones y emociones presentes y predominantes en la toma de contacto, cuando ya se ha movilizado el elector hacia la acción y llega a la casilla a votar. Si bien esta emoción y sensación ocupa el primer lugar en los casos de RAC y JAMK, con elevados porcentajes y el segundo lugar para los votantes de AMLO. Mientras que los electores de este último dicen sentir más alegría y felicidad en este punto y en este momento, en orden emocional invertido a las tendencias presentadas por los otros candidatos. Añadir el nada de quienes iban a votar por JAMK. Eso sí, la incertidumbre tiene muchas fuentes, como se ha dicho, no responde a una única causa. Y el nada, como se verá, aparece más presente en los votantes de este tercer candidato, tal vez por su personalidad, quizá por su desempeño en la campaña, o quién sabe si por su imagen y práctica más tecnócrata que de líder político tradicional de partido político.

Se está en el momento de la acción propiamente dicha, en medio de la movilización corporal (Kepner, 2000), con presencia de los nervios, muchos, grandes, además del miedo, lo físico y los psicológico al contacto con el otro/a, o lo nuevo o importante, al iniciar la relación de contacto y el ciclo de la experiencia en la casilla y ante la urna. Se trata de un momento donde la energía es elevada y es parte del empuje emocional de satisfacer la necesidad (Muñoz, 2009); aquí en concreto la acción de votar, sea considerada deber o derecho, obligación o responsabilidad ciudadana.

CONTACTO PLENO

El siguiente interrogante En el momento de depositar el voto en la urna, ¿qué sintió?

El pleno contacto para quien vota a AMLO (Cuadro 8) se centra en la sensación corporal de nervios y tensión ‒excitación, según la Gestalt‒, la percepción de incertidumbre y el sentimiento de angustia -que es miedo hacia el futuro‒ y que producen sensaciones corporales desagradables. En segundo lugar, aparece la felicidad, seguida por la sensación de satisfacción (presente) ‒sensación de afecto‒, y la emoción esperanza-entusiasmo, también en sentido presente y proyectada hacia el futuro. E incluso se menciona la tranquilidad. Nótese que, aunque poco representativa numéricamente, apareció el nada.

Cuadro 8

En el momento de depositar el voto en la urna, ¿qué sintió? (Votantes de AMLO)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Nervios/Incertidumbre/Tensión/Angustia 7 5 12 21.82
Felicidad/Emoción 5 4 9 16.36
Satisfacción 4 3 7 12.73
Esperanza/Fe/Entusiasmo 5 2 7 12.73
Tranquilidad 5 1 6 10.91
Nada 2 1 3 5.45
Seguridad 1 1 2 3.64
Responsabilidad 0 2 2 3.64
Comodidad 0 1 1 1.82
Confianza 0 1 1 1.82
Decisión 0 1 1 1.82
Importancia 0 1 1 1.82
Melancolía 0 1 1 1.82
No contestó/No sé 1 1 2 3.64
Total 30 25 55 100

Por ejemplo, un joven de 19 afirmó sentir «tensión por conocer los resultados» y una mujer de 35 también dijo «angustia por saber los resultados», mientras un hombre de 43 dijo sentir «tranquilidad, ya que yo ya había cumplido», y otro de un año más dijo sentirse «feliz, presentí que algo bueno pasaría», remarcando explícitamente la felicidad e indirectamente la esperanza.

Quién vota por RAC (Cuadro 9) expresa esperanza (futuro), tranquilidad-alivio (presente) ‒afecto‒, alegría (presente) y satisfacción (presente), además de la incertidumbre, nervios y ansiedad ‒parte presente y parte futuro, pues se siente ahora y es sobre lo que pasará. En general, muchas más sensaciones y emociones agradables, eso sí repartidas.

Cuadro 9

En el momento de depositar el voto en la urna, ¿qué sintió? (Votantes de RAC)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Esperanza 1 5 6 14.29
Tranquilidad/Alivio 3 2 5 11.90
Alegría/Emoción/Euforia 4 1 5 11.90
Satisfacción 3 1 4 9.52
Ansiedad/Nervios/Incertidumbre/Indecisión 1 3 4 9.52
Compromiso 1 2 3 7.14
Felicidad 3 0 3 7.14
Pesimista/Tristeza/Decepción 1 2 3 7.14
Seguridad 0 2 2 4,76
Orgullo 0 2 2 4.76
Suspenso/Intriga 2 0 2 4.76
Confianza 1 0 1 2,38
Enojo 0 1 1 2.38
Nada 0 1 1 2.38
Total 20 22 42 100

Una mujer de 20 dijo «esperanza porque mi candidato ganara» y otra de 31 «cierta tranquilidad de cumplir con mi deber», todo similar a lo también expresado hacia el candidato anterior.

En el caso de quienes votan por JAMK (Cuadro 10), el contacto pleno tiene lugar con la sensación de seguridad ‒afecto‒ con un cuarto de la población que habló del tema, la emoción de alegría-felicidad, aunque también están por un lado los nervios y por otro lado la tranquilidad. Nótese el número de personas que señalan no sentir nada.

Cuadro 10

En el momento de depositar el voto en la urna, ¿qué sintió? (Votantes de JAMK)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Seguridad 5 2 7 24.14
Nada 3 2 5 17.24
Alegría/Felicidad 3 1 4 13.79
Nervios/Intranquilidad 2 1 3 10.34
Alivio/Tranquilidad 1 2 3 10.34
Satisfacción 2 0 2 6.90
Responsabilidad 1 0 1 3.45
Orgullo 1 0 1 3.45
Esperanza 0 1 1 3.45
Confianza 0 1 1 3.45
No contestó 1 0 1 3.45
Total 19 10 29 100

Ya en el pleno contacto, y en general, las respuestas en su mayoría giraban en el sentido de incertidumbre y miedo para quienes votan por AMLO, junto a otras emociones y sensaciones agradables, tales como felicidad, satisfacción, esperanza y tranquilidad. Mientras que para ese momento los que sufragan por RAC dicen sentir emociones en general satisfactorias: esperanza, tranquilidad-alivio y alegría, y nervios e incertidumbre en menor medida. Y quienes lo hacen por JAMK, seguridad y alegría-felicidad, también los nervios y la tranquilidad, además del nada, que surgió ya en la toma de contacto y lo volverá a hacer en el post contacto para este candidato en concreto.

Aquí el contacto aparece como la acción y necesidad satisfecha en general, donde incluso puede haber fusión con el entorno (Zinker, 2008; Muñoz, 2009); se trata de meter la papeleta en la urna. Por ejemplo, hay expresiones de felicidad, tranquilidad, seguridad y satisfacción en los seguidores de todos los candidatos. Las emociones son agradables y satisfactorias, y tienden al desarrollo (Muñoz, 2009), en el sentido de sentirlas de forma agradable y de haber realizado un acto que en general satisface y calma.

Para algunos, al parecer, el contacto no fue pleno o satisfactorio del todo (Zinker, 2008) y la incertidumbre, nervios y angustia, se mantuvo durante esta etapa del ciclo, como fue el caso de los electores de AMLO especialmente, reflejado en algún comentario sobre la primera vez de votar o la incertidumbre por saber el resultado final.

POST CONTACTO

La tercera pregunta sobre el momento del voto fue Al salir de la casilla, ¿qué sintió?

Quienes votaron por AMLO (Cuadro 11), al salir de la casilla sintieron tranquilidad y alivio, y a la vez en porcentaje igual miedo y nervios; o sea que hubo sensaciones, emociones y sentimientos contrapuestos de forma notable. También hubo quien habló de felicidad y de esperanza.

Cuadro 11

Al salir de la casilla, ¿qué sintió? (Votantes de AMLO)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Alivio/Relajación/Tranquilidad/Paz 7 5 12 21.82
Miedo/Duda/Confusión/ Ansiedad/Nervios 7 5 12 21.82
Felicidad/Emoción/Ánimo 5 5 10 18.18
Esperanza/Ilusión 3 1 4 7.27
Orgullo 1 2 3 5.45
Expectativas 1 1 2 3.64
Seguridad 0 2 2 3.64
Satisfacción 1 1 2 3.64
Nada/Normal 2 0 2 3.64
Cansancio 1 0 1 1.82
Realización 1 0 1 1.82
Responsabilidad 1 0 1 1.82
Enojo 0 1 1 1.82
Intriga 0 1 1 1.82
Libertad 0 1 1 1.82
Total 30 25 55 100

Sobre esto último, un joven de 19 expresó «múltiples emociones relacionadas con la felicidad», otro de 21 señaló «un alivio, ya que sabía que voté por el candidato que a lo mejor podía ganar» y uno de 26 «pues ansiedad de saber los resultados». Así se movieron las emociones entre la ansiedad (futuro) y el alivio (presente); en este sentido, una mujer dijo «nerviosa, estaba ansiosa por ver los resultados» (34 años), mientras otra argumentó «Más tranquilidad, ya había hecho mi voto y ejercido mi derecho» (35 años), de nuevo en el mismo sentido de la narración anterior.

Quienes sufragaron por RAC (Cuadro 12) dijeron sentirse satisfechos al dejar la casilla, si bien también apareció la incertidumbre y el miedo para algunos, como la tranquilidad y alivio para otros.

Cuadro 12

Al salir de la casilla, ¿qué sintió? (votantes de RAC)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Satisfacción 4 7 11 26.19
Miedo/Incertidumbre/ Angustia/Ansiedad/Duda 2 6 8 19.05
Alivio/Tranquilidad/Bienestar 5 1 6 14.29
Felicidad/Emoción 1 1 2 4.76
Cansancio/Fatiga 1 1 2 4.76
Esperanza 2 0 2 4.76
Orgullo 1 1 2 4.76
Afortunado 1 0 1 2.38
Compromiso 1 0 1 2.38
Intriga 1 0 1 2.38
Seguridad 1 0 1 2.38
Enojo 0 1 1 2.38
Responsabilidad 0 1 1 2.38
Nada 0 1 1 2.38
Tristeza 0 1 1 2.38
No contestó 0 1 1 2.38
Total 20 22 42 100

«Satisfacción de haber ejercido mi voto» (chica, 21 años), mientras una mujer afirmó «un poco de incertidumbre por saber el resultado» (45 años). Todo similar a lo dicho por los electores de los otros candidatos.

En el caso de JAMK (Cuadro 13), curiosamente en primer lugar al salir de la casilla no sintieron nada, mientras en número igual otros dijeron que satisfacción, seguido de tranquilidad-alivio y felicidad.

Cuadro 13

Al salir de la casilla, ¿qué sintió? (votantes de JAMK)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Nada 4 1 5 16.67
Satisfacción 3 2 5 16.67
Alivio/Tranquilidad 3 1 4 13.33
Felicidad/Emoción 1 2 3 10
Ganas de irme 1 1 2 6.67
Esperanza/Entusiasmo 2 0 2 6.67
Participación 1 0 1 3.33
Responsabilidad 1 0 1 3.33
Intriga 1 0 1 3.33
Incertidumbre 0 1 1 3.33
Optimista 0 1 1 3.33
Resignación 0 1 1 3.33
Seguridad 0 1 1 3.33
No contestó 2 0 2 6.67
Total 19 11 30 100

Satisfacción, de nuevo, por «haber ejercicio mi responsabilidad ciudadana» (muchacho, 19 años). Un hombre de 45 años dijo «pues creo que más que nada alivio, estaba muy preocupado, era como un peso que estaba cargando y pues lo liberé», y otro de 64 años «felicidad de participar en la democracia de mi país».

Así tiene lugar el post contacto con satisfacción y alivio. Nótese que los electores de JAMK apenas apuntan emociones desagradables o insatisfactorias como los de los otros candidatos sí hacen en este punto.

El contacto se realiza en la fase anterior de contacto pleno, como conciencia espontánea e inmediata, y aquí en el post contacto se reflexiona, esto es, como conciencia reflexiva, y supuestamente se asimila. Se trata de la fase final del ciclo de la relación y la experiencia, cuando la necesidad ha sido definitivamente cubierta a través de la acción y si todo ha estado bien surge la satisfacción, así como la separación o retiro, y la asimilación y aprendizaje de la experiencia (Zinker, 2008; Muñoz. 2009). Claro que para cada quien los tiempos son diferentes, y en este caso concreto hay post contactos menos tranquilos y algo más inquietos, como en los electores de AMLO y RAC, que aludían a la necesidad de conocer los resultados finales de la elección. Quizá sea este el post contacto definitivo de la jornada electoral, no así del acto de votar. De ahí que luego mostraremos las emociones en el momento de los resultados, pero, repetimos, con la salida de la casilla tras sufragar tiene lugar el post contacto del acto mismo de votar.

Contento con uno mismo, autosatisfacción general en el cierre de ciclo, de ahí la tranquilidad en diferentes porcentajes para los tres candidatos, la satisfacción para el segundo, si bien en los dos primeros apareció el miedo de forma importante, debido a que se cerró como se dijo el contacto con el ejercicio del voto, no con los resultados del mismo. Remarcar la casi ausencia de emociones negativas por quienes votaron por el último.

EL POST POST CONTACTO

Como un anexo de esta parte final y cierre de los nervios y angustias declaradas en todas las etapas del ciclo, especialmente la última, se traen también aquí las emociones ante los resultados;6 traemos a estas páginas otro de los interrogantes de la entrevista post electoral que estamos revisando.

Los votantes de AMLO (Cuadro 14) sintieron, al saber del triunfo de su candidato, alegría y felicidad en alto porcentaje, seguido de algunas personas que mostraron asombro. Un hombre de 26 años describió la felicidad y otras emociones en el momento de conocer los resultados.

Muchas cosas, felicidad, alivio, orgullo, gusto y nostalgia. Nostalgia en el sentido de que antes cuando salían los resultados me sentía triste, decepcionado, había sentido una injusticia. Y me dio mucho gusto que por fin después de doce años se logró. Vi mucha gente llorar, pero no como cuando ganó Calderón, por ejemplo, que la gente lloraba, pero de frustración; ahora no, ahora los vi llorar, pero era un llanto de felicidad.

Cuadro 14

Cuando supo los resultados electorales, ¿qué sintió? (votantes de AMLO)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Alegría/Felicidad/Emoción/ Euforia/Expectativa 19 19 38 69.09
Asombro/Sorpresa/Confusión 2 3 5 9.09
Alivio/Tranquilidad 2 1 3 5.45
Esperanza 2 1 3 5.45
Normal 2 0 2 3.64
Incertidumbre 0 1 1 1,82
Conformidad 1 0 1 1.82
Aflicción 1 0 1 1.82
No contestó 1 0 1 1.82
Total 30 25 55 100

Otro de 43 afirma «mucha felicidad, ya que por fin se respeta una decisión popular. Una mujer señala al respecto «felicidad de que se haya respetado la voluntad de la mayoría» (23 años), y otra más, de 35 años, «Mucha emoción, felicidad y tranquilidad».

Así que alegría y felicidad ante todo, en este post post contacto, ahora sí final.7

En el caso de quienes sufragaron por RAC (Cuadro 15) y JAMK (Cuadro 16), que no ganaron las elecciones, dijeron sentir decepción y enojo, principalmente. La primera emoción más para el primero y la segunda para el segundo, seguido de la otra emoción en ambos casos, y además con porcentajes similares. También los electores de RAC afirmaron sentir miedo, los de JAMK algo también, pero menos, y estos últimos, además, resignación ante los resultados.

Cuadro 15

Cuando supo los resultados electorales, ¿qué sintió? (votantes de RAC)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Decepción/Tristeza/Desilusión 7 9 16 38.10
Enojo/Coraje/Frustración 7 4 11 26.19
Miedo/Temor/Preocupación/ Angustia 3 3 6 14.29
Sorpresa 1 1 2 4.76
Indiferencia/Nada 0 2 2 476
Reflexión 1 0 1 2.38
Esperanza 1 0 1 2.38
Conforme 0 1 1 2.38
Remordimiento 0 1 1 2.38
Tranquilidad 0 1 1 2.38
Total 20 22 42 100

Cuadro 16

Cuando supo los resultados electorales, ¿qué sintió? (votantes de JAMK)

Hombres Mujeres Total
n n n %
Enojo/Frustración/Malestar 8 3 11 36.67
Decepción/Desilusión 5 3 8 26.67
Resignación 3 0 3 10.00
Miedo/Preocupación 0 2 2 6.67
Desacuerdo 1 0 1 3.33
Satisfacción 1 0 1 3.33
Sorpresa 1 0 1 3.33
Nada 0 1 1 3.33
Alegría 0 1 1 3.33
Nauseas 0 1 1 3.33
Total 19 11 30 100

Un joven elector de RAC dijo «enojo, frustración, incertidumbre. Todo lo anterior, al mismo tiempo» (26 años), otro algo mayor afirmó sentir «una gran decepción» (42 años) y una mujer «temor, un poco de pavor al no saber qué es lo que viene» (31 años), otra más «decepción, porque me pareció que una gran opción para México fue desperdiciada, en lo particular Ricardo Anaya es todo lo que hemos estado pidiendo, un candidato preparado, pero así es la democracia» (43 años).

En el caso de quienes sufragaron por JAMK, «decepción porque el populismo derrotó al racionalismo» (hombre, 25 años), «de todo, pero más coraje, porque la gente se deja llevar muy rápido y no sabe lo que hace por lo mismo que no piensan, no se dan cuenta que el actual gobierno nos ha dado mucho y no se ponen a ver que sus hijos tienen becas, escuelas, hospitales» (hombre, 45 años). «Pues una gran desilusión, desde que salió mi gallo a decir que habíamos perdido me dio tristeza y enojo. Pensaba que en serio ganaríamos como siempre» (hombre, 45 años).

Felicidad y alegría de unos, y decepción y enojo de otros, en este cierre de la jornada y definitivo post contacto electoral y emocional de la misma. Aunque, por supuesto, las emociones reconvertidas en sentimientos o incluso en estados de ánimo, en ocasiones pueden durar mucho tiempo.

CONCLUSIONES

«El objetivo de las campañas es la propaganda, cautivar al elector y persuadirle, eso sí, a favor de unas causas y unas políticas que se consideran justas y buenas para el interés general» (Camps, 2012: 288). Desde la retórica de Aristóteles (1990) hasta el neuromárketing o la neuropolítica (Bermejo, 2015), se sabe de la estrategia de imágenes y palabras. Hoy, se conoce que para llegar al elector hay que conocer el cerebro emocional, en el sentido de sentir que los candidatos comparten con el elector los intereses y las preocupaciones, crean confianza, poseen cualidades personales y valores compartidos, tratan temas que les conciernen (Westen, 2007). Dicho lo cual, y si bien aquí en ningún momento se abordó dicho tema, sí es importante contextualizar de dónde vienen las emociones en el momento de votar, aunque este acto tenga su propia lógica emocional, centrada en el Ciclo de contacto que hemos presentado y descrito a lo largo de este texto, y es que, como se dijo (Calhounhh y Solomon, 1996), las emociones se desatan por algo, y además poseen una intención, un componente subjetivo de la persona, y también de la colectividad de la cual forma parte .

Recordar que se trató de un trabajo cualitativo, que aunque con recuento cuantitativo para concretar tendencias de emociones y su importancia, no dejó de ser una aproximación descriptiva y reflexiva, como se aclaró en el inicio, inspirada en el enfoque fenomenológico y el análisis de contenido cualitativo (Husserl, 1998; Vallés, 1997), por lo que cada quien puede dar su interpretación y explicación de la información y datos expuestos, más allá de lo aquí analizado, pues no obstante lo anterior sí se apuntan obras, autores y explicaciones concretas en ocasiones, especialmente para contextualizar los fenómenos y sentimientos. Eso sí, sin dejar de tener en cuenta la dificultad del pensamiento no solo alterado por la emoción, sino por los mismos errores de la cognición (Kahneman, 2013), y reconociendo que la emoción complementa ineludiblemente al pensamiento, conocimiento, decisión y acción (Damasio, 2006).

Para ir cerrando el trabajo, destacar que en el ciclo de contacto y en el pre contacto, aquí tomado como el momento de votar en general, sin especificar nada concreto en el interrogante aplicado en la entrevista, sobresale por repetición la esperanza para los tres candidatos, con la salvedad de que domina numéricamente entre los votantes de AMLO en primer lugar y con mayor porcentaje. Hay alegría en los de JAMK y de AMLO también. La incertidumbre aparece de nuevo en los tres, pero de forma notable en RAC, pues esta emoción es la que cuenta con mayor cantidad de respuestas -a veces nombrada también como miedo o nervios entre otros vocablos afines. Por otra parte, es curioso cómo predomina la confianza entre los votantes de JAMK, en primer lugar. La seguridad también aparece, aunque en tercer lugar, entre quienes dicen votar por RAC. Como curiosidad, y aunque en la campaña se calificó como el voto de la ira o la cólera o el hartazgo para los seguidores de AMLO, el enojo como emoción en el momento de votar no fue tan importante como las otras mencionadas ‒aparecerá con posterioridad, pero entre los seguidores de los perdedores.

Ahora ya en la toma de contacto, esto es, el momento en que llegan a la casilla electoral, aparece la alegría en los tres, pero mayor entre quienes sufragan por AMLO, y en segundo lugar en este grupo de votantes se declara la incertidumbre, que está en primer lugar entre quienes dicen votar por RAC y por JAMK, junto al miedo o nervios, pues aquí se ha realizado una suma de conceptos semejantes en aras de cuantificar y jerarquizar la expresión emocional recabada. Se reitera la importancia del miedo y la incertidumbre al llegar al lugar físico donde se depositará el voto, y el mayor miedo entre los sufragantes de los candidatos que no obtuvieron la victoria. Se añade el nada en segundo lugar de los seguidores de JAMK. Así, de las emociones más nombradas entre las referidas mayormente para AMLO destaca una positiva, seguida de otra negativa, mientras que en los dos otros candidatos se invierte dicho orden.

Ya en el contacto pleno, cuando se insertan las papeletas en las respectivas urnas ‒pues fue una elección múltiple, que en el caso de la CDMX se elegían representantes a tres niveles de gobierno, alcaldía, ciudad y federal‒ la emoción parece invertirse en el caso de los sufragios hacia AMLO, pues de la alegría de llegar a la casilla se pasa a la incertidumbre de depositar el voto; en segundo lugar, sigue la felicidad, después satisfacción, esperanza y tranquilidad. Nótese cómo en el primer lugar está la emoción negativa, seguida de positivas, mientras en los otros dos candidatos las primeras casi no aparecen o lo hacen en mucha menor medida. Para RAC, en primer lugar está la esperanza, en segundo la tranquilidad y ya en tercero la alegría. En cuanto a JAMK, destaca la seguridad, seguido del nada, luego la alegría y finalmente los nervios. De nuevo los electores de este candidato aducen no sentir ninguna emoción o dicen simplemente nada.

En el post contacto cuando ya se votó y se procede a salir de la casilla electoral, la tranquilidad, por un lado, y de otro el miedo y los nervios, son las emociones más usuales según declaran los votantes de AMLO, luego la felicidad. En cuanto a los que sufragan por RAC aparece la satisfacción en primer lugar y luego también la incertidumbre y el miedo, y a continuación la tranquilidad. Los electores de JAMK dicen sentir satisfacción también; al igual que el candidato anterior, está en primer lugar -con la salvedad de que se comparte numéricamente con el nada‒, luego la tranquilidad-alivio y la felicidad. Así que los no ganadores parecieron satisfechos y tranquilos, salvo el grupo de incertidumbre de RAC, mientras que los que votaron por el ganador parecen tranquilos y con miedo, además de la felicidad. Como se observa, contraste, complemento y diversidad emocional.

Para cerrar la inquietud por quién ganaría, dado que el post contacto al salir de la casilla era sobre el ejercicio del voto, no sobre la jornada y el conocimiento de resultados, también se interrogó sobre el tema. En cuanto al mismo, la felicidad-alegría mayoritaria de quienes votaron por AMLO y la decepción y enojo de los que depositaron su sufragio por los otros dos candidatos no ganadores, así como algo de miedo según los seguidores de RAC y resignación expresada por los electores de JAMK. Tres emociones finales, o por lo menos al finalizar el día, alegría, enojo y decepción, cerraron la jornada electoral, las dos primeras básicas, y por cierto energizantes ambas, una vivificante y otra de carácter defensivo; por su parte, la decepción tiene que ver con enojo, pero entremezclado con tristeza, que mueve a la introspección y baja la energía.

En resumen, a lo largo del proceso emocional y el ciclo de contacto sobre el acto de votar, es posible observar las sensaciones, emociones y sentimientos básicos de alegría ‒alegría, felicidad, esperanza y entusiasmo‒ y afecto ‒seguridad, confianza, tranquilidad, alivio, satisfacción‒, por un lado; por otro, el miedo ‒miedo, incertidumbre, angustia, ansiedad, nervios‒ como dos constantes en casi todas las etapas y para todos los votantes, y ya en el post contacto y conocimiento de resultados aparece el enojo ‒enojo, decepción‒ y la tristeza ‒resignación, decepción. Esto es, se navegó entre emociones agradables y desagradables todo el proceso, positivas y negativas, como se nombran habitualmente; no es ni bueno ni malo, solo se deja constancia de que así fue; se añade el nada, que también apareció en alguna que otra ocasión.

Las emociones que se han expuesto en estas páginas por boca de sus protagonistas, a pregunta expresa en una entrevista, evidencian la emoción como evaluación de un estímulo, con síntomas fisiológicos y experiencias psicológicas, con lo cognitivo y evaluativo, y con la motivación para la acción (Sherer, 2005); en este caso, todo ello centrado en el acto de votar. Y es que como ya se dijo en un apartado anterior, la emoción implica fisiología, cognición, creencias y conductas (Calhoun y Solomon, 1996), como se ha visto en este estudio, además de sensaciones y experiencias corporales implicadas en el ciclo de contacto descrito y emocionalmente definido (Kepner, 2000; Zinker, 2008). Las emociones son relación (Greenberg y Paivio, 2007) y el ciclo de contacto es la interrelación entre el organismo y el ambiente de forma creativa y contextualizada (Robine, 2004). Todo un movimiento hacia el exterior, de conexión con el mundo (Filliozat, 2007), que organiza pensamiento y acción (Greenberg y Paivio, 2007), es lo que vimos, repetimos, en el proceso emocional que envuelve, contiene, impulsa y atraviesa el acto de votar.

REFERENCIAS

1 

Aristóteles (1990). Retórica. Madrid: Gredos.

Aristóteles 1990RetóricaMadridGredos

2 

Bermejo, P. (2015). Quiero tu voto. Madrid: LID.

P. Bermejo 2015Quiero tu votoMadridLID

3 

Buber, M. (2008). Yo y tú. Buenos Aires: Nueva Visión.

M. Buber 2008Yo y túBuenos AiresNueva Visión

4 

Calhoun, C. y R.C. Solomon (1996). Introducción. En C. Calhoun, y R. C. Solomon (coords.), ¿Qué es una emoción? Lecturas clásicas de psicología filosófica (pp. 9-50). México: FCE.

C. Calhoun R.C. Solomon 1996Introducción C. Calhoun R. C. Solomon ¿Qué es una emoción? Lecturas clásicas de psicología filosófica950MéxicoFCE

5 

Camps, V. (2012). El gobierno de las emociones: Barcelona: Herder.

V. Camps 2012El gobierno de las emocionesBarcelonaHerder

6 

Chóliz, M. (2005). Psicología de la emoción: el proceso emocional. Recuperado de: <http://www.uv.es>.

M. Chóliz 2005Psicología de la emoción: el proceso emocionalhttp://www.uv.es

7 

Damasio, A. (2006). El error de Descartes. La emoción, la razón y el cerebro humano. Barcelona: Crítica.

A. Damasio 2006El error de Descartes. La emoción, la razón y el cerebro humanoBarcelonaCrítica

8 

Filliozat, I. (2007). El corazón tiene sus razones. Conocer el lenguaje de las emociones, Barcelona: Urano.

I. Filliozat 2007El corazón tiene sus razones. Conocer el lenguaje de las emocionesBarcelonaUrano

9 

Greenberg, Leslie S. y S.C. Paivio (2007). Trabajar con las emociones en psicoterapia. Barcelona: Paidós.

Leslie S. Greenberg S.C. Paivio 2007Trabajar con las emociones en psicoterapiaBarcelonaPaidós

10 

Haber, A. (2011). Nometodología payanesa. Revista Chilena de Antropología. doi: <10.5354/0719-1472.2011.15564>.

A. Haber 2011Nometodología payanesaRevista Chilena de Antropología10.5354/0719-1472.2011.15564

11 

Husserl, E. (1998). Invitación a la fenomenología: Barcelona: Paidós.

E. Husserl 1998Invitación a la fenomenologíaBarcelonaPaidós

12 

Kahneman, D. (2013). Pensar rápido, pensar despacio. Barcelona: Debolsillo.

D. Kahneman 2013Pensar rápido, pensar despacioBarcelonaDebolsillo

13 

Kepner, J.I. (2000). Proceso corporal. Un enfoque Gestalt para el trabajo corporal en psicoterapia. México: El Manual Moderno.

J.I. Kepner 2000Proceso corporal. Un enfoque Gestalt para el trabajo corporal en psicoterapiaMéxicoEl Manual Moderno

14 

LeDoux, J. (1999). El cerebro emocional. Barcelona: Planeta.

J. LeDoux 1999El cerebro emocionalBarcelonaPlaneta

15 

Mahamud, K. (2012). Emociones y sentimientos: coordenadas históricas y multidisciplinares de un campo de estudio clave para las ciencias de la educación. Revista de la Asociación de Inspectores de Educación de España (16), 1-18.

K. Mahamud 2012Emociones y sentimientos: coordenadas históricas y multidisciplinares de un campo de estudio clave para las ciencias de la educaciónRevista de la Asociación de Inspectores de Educación de España16118

16 

Muñoz Polit, M. (2009). Emociones, sentimientos y necesidades. Una aproximación humanista. México: IHPG.

M. Muñoz Polit 2009Emociones, sentimientos y necesidades. Una aproximación humanistaMéxicoIHPG

17 

Perls, F.S.; R.F. Hefferline y P. Goodman (2006). Terapia Gestalt: excitación y crecimiento de la personalidad humana. Madrid: Centro de Terapia y Psicología.

F.S. Perls R.F. Hefferline P. Goodman 2006Terapia Gestalt: excitación y crecimiento de la personalidad humanaMadridCentro de Terapia y Psicología

18 

Robine, J.M. (2005). Contacto y relación en psicoterapia. Reflexiones sobre terapia Gestalt. Santiago de Chile: Cuatro Vientos.

J.M. Robine 2005Contacto y relación en psicoterapia. Reflexiones sobre terapia GestaltSantiago de ChileCuatro Vientos

19 

Rogers, C. (2007). El proceso de convertirse en persona. Barcelona: Paidós.

C. Rogers 2007El proceso de convertirse en personaBarcelonaPaidós

20 

Scherer, K.R. (2005). What are Emotions? And how can they be Measured? Social Science Information. 44(4), 695-729. Recuperado de: <http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.818.2716&rep=rep1&type=pdf>.

K.R. Scherer 2005What are Emotions? And how can they be Measured?Social Science Information.444695729http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.818.2716&rep=rep1&type=pdf

21 

Valles, M. (1997). Técnicas cualitativas de investigación social. Reflexión metodológica y práctica personal. Madrid: Síntesis.

M. Valles 1997Técnicas cualitativas de investigación social. Reflexión metodológica y práctica personalMadridSíntesis

22 

Verd, J.M. y C. Lozares (2016). Introducción a la investigación cualitativa. Fases métodos y técnicas. Madrid: Síntesis.

J.M. Verd C. Lozares 2016Introducción a la investigación cualitativa. Fases métodos y técnicasMadridSíntesis

23 

Westen, D. (2007). The Political Brain: The Role of Emotion in Deciding the Fate of a Nation. New York: Public Affairs.

D. Westen 2007The Political Brain: The Role of Emotion in Deciding the Fate of a NationNew YorkPublic Affairs

24 

Zinker, J. (2008). El proceso creativo en la terapia gestáltica. México: Paidós.

J. Zinker 2008El proceso creativo en la terapia gestálticaMéxicoPaidós

Notes

[2] En esta investigación se trabaja con candidatos, no con coaliciones electorales o partidos políticos, porque así se manejaron en parte las campañas electorales subrayando la personalidad del líder, no tanto ni siempre, a la fuerza política a la cual representan, también para una mayor claridad al abordar las emociones, pues los personajes despiertan mayores pasiones, simpatías y antipatías, que la ideología o el partido, y porque, como se dijo, fueron la figura más visible y protagónica que las instituciones que los postulaban. A partir de ahora, se nombrarán a los candidatos según sus iniciales como se muestra en el texto.

[3] Esta fuente es compartida en todos los cuadros presentados a lo largo de estas páginas.

[4] Si bien también se afirma que realmente básicas son el amor y el miedo ‒la falta de amor‒ y de ahí derivan todas.

[5] Aquí y en los cuadros subsiguientes se comentan las tendencias emocionales numéricamente más destacadas; no obstante, se presentan todos los cuadros completos, pues son un resumen gráfico de la respuesta expuesta de forma clara y precisa, de la que luego se ahonda una parte en alguno que otro caso a través de las transcripciones correspondientes. Se considera que los cuadros, a pesar de tratarse de un trabajo cualitativo, ilustran, por una parte, las tendencias emocionales y, por otra, dibujan todo el espectro emocional general. Por otra parte, y debido al número y la extensión de las entrevistas, únicamente se seleccionan ciertos fragmentos, con objeto también de no repetir ideas.

[6] En ésta y en los tres siguientes interrogantes se solicitaba «en una palabra» con dos objetivos primordialmente, en primer lugar, para que se centraran en lo que sentían, en la emoción solicitada y no obtener como respuesta un relato explicativo y emocional extenso del asunto, sino la emoción en concreto; en segundo lugar, también esto iba enfocado a poder cuantificar a posteriori las emociones con objeto de obtener tendencias de significado y sentimiento claras, o lo más precisas posibles, sobre todo porque se estudia los pasos del ciclo de contacto.

[7] Aquí no se solicitó una palabra; se dejó totalmente abierto el interrogante.

[8] Pues aunque para el cómputo final faltaban algunos días, la noche de la jornada se presentó el Programa de Resultados Preliminares (PREP) con una gran distancia del primero hacia los demás contendientes presidenciales, así como el reconocimiento de éstos de su no triunfo, por lo que los resultados, si no precisos, sí eran confiables y seguros.



This display is generated from NISO JATS XML with jats-html.xsl. The XSLT engine is libxslt.

Métricas de artículo

Cargando métricas ...

Metrics powered by PLOS ALM

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.



                                                                                                                                                   

POLIS. vol. 17, núm. 1, correspondiente al periodo enero-junio de 2021, es una publicación semestral editada por la Universidad Autónoma Metropolitana a través de la Unidad Iztapalapa, División Ciencias Sociales y Humanidades, Departamento de Sociología. Prolongación Canal de Miramontes 3855, Col. Ex-Hacienda San Juan de Dios, Delegación Tlalpan, C.P. 14387, Ciudad de México, y Av. San Rafael Atlixco 186, Edificio H, cubículo 101, Col. Vicentina, Delegación Iztapalapa, C.P. 09340, Ciudad de México; teléfono 5804-4600, ext. 4788. Página electrónica de la revista: polismexico.izt.uam.mx. Correo electrónico: polis_iztapalapa@yahoo.com.mx . Editor responsable: Dr. Mario Federico Bassols Ricardez. Certificado de Reserva de Derechos al Uso Exclusivo de Título No. 04-2011-061717205300-102, ISSN 1870-2333, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la última actualización de este número: Lic. Lourdes Araceli Palacios Roldan, Unidad Iztapalapa, División de Ciencias Sociales y Humanidades, Fecha de última modificación: 04 de junio de 2021. Tamaño del archivo 6.8 MB.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación.

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación, sin previa autorización de la Universidad Autónoma Metropolitana.



Licencia de Creative Commons
Polis México by Universidad Autónoma Metropolitana is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://polismexico.izt.uam.mx.